Una buena armonía entre la dirección y los empleados es fundamental para mejorar los resultados de la empresa. Pero recuerda, el buen ambiente de trabajo no depende únicamente de la dirección, nosotros podemos aportar mucho para fomentar un buen ambiente de trabajo.

El trabajo en equipo bien hecho ayuda a fomentar un buen ambiente de trabajo

Muchas empresas realizan convenciones no solo para tratar temas laborales, también para fomentar vínculos entre los empleados, incluso realizan comidas o cenas una vez al mes fuera del lugar de trabajo, sentando en la misma mesa personas de distintos departamentos, que en el lugar de trabajo apenas tienen comunicación, esta es una buena manera de ampliar horizontes y ver mucho más allá de tu mesa de trabajo y que el equipo se conozca mucho mejor, el ambiente distendido de la reunión permite conocer a otros compañeros en un ambiente mucho más relajado.

Flexibilidad horaria: más productividad y motivación

Una flexibilidad horaria por parte de la empresa puede dar grandes resultados, conciliar trabajo y familia no siempre es fácil, el teletrabajo ayuda mucho en estos casos, un empleado satisfecho con su empresa es mucho más productivo.

Antes de la pandemia que seguimos sufriendo el teletrabajo era una opción impensable para muchos empleados, y actualmente es un modelo que funciona y que sin duda llega para quedarse.

Motivar y felicitar

Cuando hacemos un buen trabajo y nadie nos lo reconoce, nos desmotivamos, por el contrario, si nos lo valoran, conseguirán motivarnos y seguir esforzándonos siempre para seguir superándonos.

Ahora bien, fomentar un buen ambiente de trabajo como te hemos comentado, no es solo cuestión de jefatura.

Si tu compañero o tu compañera acaba de “solucionar un buen marrón” o acaba de llegar a objetivos, haz lo mismo, felicítalo y celebra su momento. Recuerda que, en una empresa, todos remamos en el mismo barco y en la misma dirección.

 

Una planta con propiedades relajantes puede ser ideal a la hora de fomentar un buen ambiente de trabajo en la oficina.

«Un jardín es un gran maestro. Te enseña paciencia y un prudente cuidado, te enseña la industria y el ahorro en la economía, y sobre todo, la verdadera confianza. » Gertrude Jekyll

La paciencia es clave para fomentar el buen ambiente laboral, y las plantas ayudan a entrenar la paciente y además por ellas mismas aportan grandes beneficios a los espacios donde viven.

Además, no podemos olvidar de la importancia de unas buenas condiciones espaciales nuestro puesto de trabajo tiene que ser un lugar cómodo:

  • Buena iluminación y ventilación
  • Amplitud para no sentirnos enjaulados
  • Herramientas y recursos

Adiós gritos: Hola empatía

Las personas que se dirigen a los demás con gritos, lo único que consiguen es crear un ambiente con tensión e irritabilidad. La empatía y el asertividad son básicos para mantener y fomentar un buen ambiente de trabajo.

Cuando en una empresa hay mal ambiente de trabajo, lo podemos transmitir a nuestro cliente cuando nos visita, marchándose con una sensación desfavorable de todos nosotros, esto puede repercutir en la empresa.

Si te gustó este post, comenta y difunde en nuestras redes sociales.